PAGE EN Project : Ogilvy and mather | Clestra Hauserman

Ogilvy and mather

  • Reino Unido

Ogilvy and mather

Un lugar emblemático de Londres situado en el South Bank ha sido completamente rejuvenecido, gracias a una rehabilitación creativa en la que se incluyen significativas instalaciones de Clestra Hauserman.

El Sea Containers House fue construido originalmente en la década de 1980 como un hotel de lujo. Pero desde la planificación de 2011, el edificio ha sufrido una transformación completa. El resultado es un desarrollo mixto que combina nuevos espacios de oficina con un hotel integrado. 

Una colaboración creativa entre los arquitectos BDG y Matheson Whiteley ganó el diseño para la nueva sede de Ogilvy & Mather, una firma multinacional de marketing y comunicación. 

Como parte de su visión para crear la oficina del futuro, los arquitectos han diseñado un conjunto de "vecindarios de marca" unidos por espacios públicos, restaurantes y cafés.

La planta del edificio ha sido reconfigurada mediante la apertura de nuevos huecos en el suelo de cemento y la inserción de nuevas escaleras con el fin de estimular el movimiento y la interacción en toda la estructura del edificio, otorgando a Ogilvy & Mather los beneficios de una mayor conectividad, alturas de techo mejoradas y mejor aprovechamiento de la luz natural.

Clestra Hauserman ha instalado alrededor de 100 metros lineales de sistema pleinAir de 83 mm de espesor con acristalamiento sencillo más algunos tramos de pleinAir con doble acristalamiento con puertas de dos hojas con vidrio doble enrasado por ambas caras con el fin de satisfacer la exigencias de aislamiento acústico. La mampara pleinAir se utilizó para crear salas de reuniones espaciosas y luminosas, una de las cuales se encuentra ubicada en una plataforma elevada.

Como su nombre indica, pleinAir es un sistema de mampara de oficina completamente transparente con líneas mínimas y una perfil rebajado. Disponible en simple o doble acristalamiento, los paneles de vidrio son montados a hueso, con una junta I-bone invisible que permite un desmontaje rápido, sencillo y limpio cuando sea necesario.

Clestra Hauserman también instaló alrededor de 300 metros lineales de mampara Baya con acristalamiento sencillo integrada en tabiques de yeso laminado con puertas de madera más un poste técnico de madera que alberga controles digitales de reserva de sala y ajustes de escena.

La transformación altamente creativa del Sea Containers House ha proporcionado a Ogilvy & Mather un espacio de trabajo vanguardista que animará, sin duda, la colaboración y la innovación en toda la compañía. El proyecto se completó en 2015.

Créditos de las fotos: Neil Kenyon, Arki Magazine